Cómo captar la atención del público al realizar un vídeo

El lenguaje audiovisual es un medio de expresión con un potencial persuasivo y seductor más intenso que el verbal. Esto le confiere una gran capacidad para influir con imágenes y sonidos en el comportamiento de la gente. Los espectadores tienen tendencia a creer más lo que ven que lo que leen. Y ello a pesar de que cualquier contenido audiovisual no refleja la realidad objetiva, sino una parte de esa realidad. Una parte expresada, además, desde un determinado punto de vista subjetivo.

Cómo usar el vídeo didáctico dentro y fuera del aula

El vídeo está en casi todas partes, pero con demasiada frecuencia se ven vídeos empleados en la educación y en otros sectores, donde predomina el lenguaje verbal y no aprovechan las posibilidades expresivas del audiovisual. Por eso no motivan, a pesar de la facilidad de uso y los costes muy asequibles que tiene hoy la tecnología del vídeo. Al usar el vídeo conviene dejar siempre la puerta abierta a la enorme capacidad expresiva e inventiva que posee el lenguaje audiovisual y sus múltiples posibilidades de aplicación en el aula, aún poco exploradas.

Cómo aprender realmente el lenguaje audiovisual

Aprender el lenguaje audiovisual requiere un compromiso personal activo para cumplir su función motivadora. Se trata de saber utilizar el vídeo de forma imaginativa y participativa, empleando un lenguaje que realmente se aprende haciendo el vídeo. El uso del vídeo estimula la motivación, contribuye a crear una actitud positiva en el aula y a reducir el comportamiento negativo que disminuye el tiempo de aprendizaje. A su vez, el aprendizaje del lenguaje audiovisual permite desarrollar una actitud crítica, tan necesaria hoy ante la multitud de mensajes de los medios audiovisuales.

Item added to cart.
0 items - 0,00