La llegada del islam

0,80  IVA Incluido

La cultura islámica marca de manera radical a los habitantes y el paisaje de la Península Ibérica 

Duración: 8’ 00”  ALQUILERDispone de 72 horas para ver el vídeo las veces que quiera

☛ En esta época de sobrecarga mediática y amnesia instantánea, su influencia al compartir este contenido es mucho más poderosa que cualquier campaña

Descripción

No falta mucho para que se cumplan 14 siglos desde que en el desierto de Arabia comenzara la vibrante predicación de Mahoma. Una nueva religión, el islam, estaba naciendo en el horizonte de la historia. Y con ella nacía una nueva forma de entender la vida y un renovado intento de explicar la muerte. 

La llegada del islam marca de manera radical a los habitantes y el paisaje de estas tierras

La extraordinaria vitalidad de la cultura islámica forjó muy pronto un vasto imperio en el que, a principios del siglo octavo, quedarla incluida la vieja Hispania. La cultura que los musulmanes traen sobre el lomo de sus cabalgaduras marca de manera radical a los habitantes y el paisaje de estas tierras.

El agua

Para un pueblo procedente de las planicies desérticas de la península Arábiga el agua tiene una gran importancia. Importancia que se refleja en sus creencias religiosas. Para los musulmanes el paraíso es como un gran jardín, donde el agua y la vegetación son sus principales elementos. Por eso cultivan las huertas con tanto esmero, como si fuesen el reflejo del paraíso en la tierra. 

El Corán enseña que el agua es un bien común, porque procede de Dios. Pero también es un bien escaso. Por lo tanto, el agua debe ser distribuida entre las diferentes parcelas según un turno riguroso de días, mediante las llamadas tandas.

Los nuevos cultivos y técnicas de riego

Una vez resuelto el problema del agua con la aplicación de técnicas de riego, la tierra empezó a cultivarse con verdadero primor. Los musulmanes introdujeron nuevos cultivos de árboles frutales como ciruelos, granados y membrillos, melocotoneros, manzanos y albaricoqueros. También cultivaron viñedos. Con las uvas elaboraban el típico arrope o miel de uvas. Incluso llegaron a elaborar vino que se consumía a pesar de la prohibición del Corán.

Con la llegada del islam se extendió la plantación de palmeras. Estas se han integrado en nuestro paisaje de forma que aún conserva los aires orientales del pasado.

Los nuevos cultivos y técnicas agrícolas traídos del oriente mediterráneo, junto al trabajo comunitario y las nuevas formas de encauzamiento de las aguas de riego, darán un nuevo verdor a esta tierra. La creación de aldeas agrícolas es el germen de otra aportación de los musulmanes: la vida urbana.

PUEDE AMPLIAR LA INFORMACIÓN EN EL CENTRO DE RECURSOS

Licencias Colectivas

AHORRE DINERO y DISPONGA DE MUCHO MÁS TIEMPO PARA VER LOS VÍDEOS al adquirir alguna de las licencias de uso de todos los vídeos incluidos en la categoría HISTORIA Y VIDA.  IR A LICENCIAS

Licencias Historia y Vida

Centro de Recursos

Puede ampliar información en el CENTRO DE RECURSOS. Para poder acceder y descargar GRATIS los contenidos antes debe REGISTRARSE.

Al registrarse consigue también el acceso GRATIS a 5 VÍDEOS y un cupón del 20 % de DESCUENTO en las licencias colectivas de los vídeos. 

También te recomendamos…

La llegada del islam
0,80  IVA Incluido
Ir al contenido