Como la flor del almendro

Tiempo de lectura: 9 minutos Igual que los pétalos vuelven a la tierra de donde proceden, también a ella irán a parar nuestra carne y nuestros huesos. Los seres humanos somos como las flores del almendro, formamos parte de la madre Tierra y, en cierto modo, nuestra vida es tan efímera como la suya.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00 
Ir al contenido