Importancia de la Vitamina C

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

En esta época de sobrecarga mediática y amnesia instantánea, su influencia al compartir este contenido es mucho más poderosa que cualquier campaña

Nuestro cuerpo no fabrica la vitamina C por lo que debemos ingerirla. Esta vitamina, no sólo es esencial para el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunitario. Parece hacerlo todo y estar presente en todos los sitios del cuerpo. Es capaz, incluso, de neutralizar los contaminantes del aire que respiramos y del agua que bebemos.

Es quizá la vitamina que más controversia ha generado en los últimos tiempos y es también la vitamina que, posiblemente, haya sido más investigada.

La vitamina C, también llamada ácido ascórbico, es una vitamina soluble en agua, por lo que entra y sale del cuerpo con mucha rapidez. Aunque es bastante estable en una solución ácida, normalmente es la menos estable de las vitaminas. Es extremadamente sensible a la acción del oxígeno, del calor y de la luz.

El ácido ascórbico es absorbido rápidamente en el intestino y pasa después a la corriente sanguínea. Los niveles máximos de esta vitamina en sangre se alcanzan entre las dos y tres horas siguientes a la ingestión. Entre las cuatro y seis horas posteriores es excretada por la orina.

Existen dos factores importantes que influyen de manera decisiva en su absorción:

  • El primero es la forma química en que se ha ingerido.
  • El segundo es la presencia de otras sustancias en el tracto intestinal que puedan alterar su absorción.

Nuestro cuerpo no fabrica la vitamina C, así que debemos ingerirla mediante la dieta y los complementos nutricionales. La podemos encontrar en:

  • Los frutos cítricos (naranjas, mandarinas, pomelos, limones), kiwis, melón, papaya,… 
  • Bayas: Arándano, grosella, mora, frambuesa, escaramujo, fresa, arquequenje, lichi, rambután,…
  • Verduras: Acelga, espinaca, acedera, berro, escarola, perejil, guisantes frescos, coles, brécol, lechuga.
  • Hortalizas: Tomate, pepino, pimiento, puerro, calabacín, hinojo, nabo, etc. 

En suplementos nutricionales nos podemos encontrar con tres formas químicas de vitamina C:

Ácido ascórbico:

Es la forma más ácida de la vitamina C, con un PH de 2,3. Tiene una actividad como vitamina cercana al 99%. Esta forma de vitamina debe ser ingerida durante las comidas con un vaso de agua.

Ascorbato de sodio:

Es una vitamina C en forma alcalina, con un PH de 7,2. Con una actividad del 89%. Es aconsejable ingerirla de media hora a una hora después de las comidas con un vaso de agua.

Ascorbato de calcio:

Es su forma más alcalina, con un PH de 7,4. Tiene una actividad aproximadamente del 82.6%. También es aconsejable ingerirla de media hora a una hora después de las comidas con un vaso de agua.

2. Qué funciones desempeña la vitamina C

  • Es indispensable para la elaboración y mantenimiento del colágeno, proteína fundamental para la fabricación de tejido conectivo. Un tejido que mantiene unidas todas las partes de nuestro cuerpo.
  • Cicatriza las heridas, quemaduras y encías sangrantes.
  • Favorece la absorción y almacenamiento del hierro.
  • Es una vitamina antioxidante, protegiéndonos contra los radicales libres, sustancias altamente agresivas para el organismo asociadas, sobre todo, a enfermedades degenerativas.
  • Es esencial para el buen funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Ayuda en el tratamiento del cáncer y en su prevención.
  • Acelera la cicatrización posterior a la cirugía.
  • Disminuye la posibilidad de formación de trombos (coágulos) en los vasos sanguíneos.
  • Ayuda a combatir las enfermedades víricas y bacterianas.
  • Tiene un papel relevante en el metabolismo del calcio.
  • Protege de la oxidación a la vitamina B2, el ácido fólico, ácido pantoténico, la vitamina A y la vitamina E.
  • Evita la formación de agentes cancerígenos como las nitrosaminas.
  • Favorece la disminución de colesterol en sangre.
  • Reduce los niveles de histamina, ayudando así a eliminar la sintomatología alérgica.
  • Interviene en los procesos de detoxificación de algunas sustancias venenosas como el cadmio, mercurio, plomo y DDT.
Si le interesa, le apasiona o le preocupa el tema del artículo

Puede suscribirse gratis al boletín y conseguir su regalo de bienvenida

Boletín

3. Perjuicios que ocasiona su deficiencia

  • Mala digestión.
  • Dificultades respiratorias.
  • Pobre lactancia.
  • Encías sangrantes.
  • Hinchazón de articulaciones.
  • Lenta curación de las heridas.
  • Baja resistencia a las enfermedades.
  • Las alergias pueden ser más virulentas.
  • En deficiencias muy graves: escorbuto.

4. Causas que favorecen su deficiencia

  • Cada cigarro destruye entre 25 y 100 mg de vitamina C.
  • Tensiones físicas o emocionales reducen los niveles de esta vitamina.
  • El uso de aspirina, antibióticos, cortisona, tranquilizantes o anticonceptivos provocan una elevada eliminación de vitamina C.
  • Consumo elevado de alcohol.
  • Enfermedades infecciosas.
  • Inhalación de humo procedente de la combustión de petróleo.
  • Intoxicación por plomo, cobre inorgánico, mercurio, aluminio y cadmio, entre otros.
  • Consumo de aceites rancios.

Se pierde buena parte de esta vitamina con la acción de la luz solar, los procesos de cocción prolongada a elevada temperatura y la oxidación.

5. Dosis recomendadas

El mejor suplemento es el que contiene vitamina C con los bioflavonoides hesperidina y rutina.

La dosis que con frecuencia se recomienda en suplementos nutricionales va de 500 a 1.000 mg diarios. Sin embargo, en terapias con Nutrición Ortomolecular se utilizan dosis mucho más altas.

Aunque se trata de una vitamina hidrosoluble, su uso terapéutico debe ser siempre supervisado por un profesional.

Diferencias de calidad entre los alimentos biológicos y los convencionales

Valor nutricional, tamaño, color, olor y sabor 

Estos vídeos le ayudarán a mejorar su salud y la de su familia a través una alimentación más saludable

5. Toxicidad

Su ingestión elevada puede ser causa de la formación de piedras de ácido oxálico y úrico. En dosis muy altas puede provocar diarrea, escozor al orinar e irritaciones en la piel.

6. Precauciones

Es recomendable la ingesta de pequeñas dosis a lo largo del día, antes que una sola dosis, salvo que ésta se ingiera en un comprimido de “liberación sostenida”.

En el caso de ingestión de altas dosis de vitamina C por parte de diabéticos, éstos deben saber que los análisis para detectar el exceso de azúcar pueden verse alterados.

7. Nutrientes sinérgicos

  • Complejo de bioflavonoides
  • Calcio
  • Magnesio
  • Complejo vitamínico y minerales

Continuamos juntos en los comentarios

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

En esta época de sobrecarga mediática y amnesia instantánea, su influencia al compartir este contenido es mucho más poderosa que cualquier campaña

José Ramón Llorente
José Ramón Llorente

Es licenciado en Naturología y en Psicología, Doctor en Naturopatía por Columbia State University (EE.UU), ha cursado estudios de Nutrición Ortomolecular, Medicina Natural, Dietética y Nutrición. En vídeos Educa comparte información y experiencias con todas aquellas personas interesadas en disfrutar de una vida más sana. Trata de ayudar a educar para la salud, al desarrollo integral del ser humano y a conectar con nuestras inclinaciones naturales. Trata de temas como la alimentación y la salud que son importantes en nuestra vida, en la de nuestros hijos y el planeta en el que vivimos.

Ver otros artículos de este autor

Otros artículos recomendados

Los artículos, documentos, poemas y vídeos que figuran en esta web son responsabilidad exclusiva de sus autores. No reflejan necesariamente los puntos de vista de Vídeos Educa. 

Deja un comentario

Item added to cart.
0 items - 0,00